martes, 25 de diciembre de 2007

Nochebuena en el norte

Aqui estamos en el norte de Suecia para ser más exactos en Sollefteå.
Hay cosas que han sorprendido y llamado la curiosidad aquí. La primera la cantidad de regalos que han tenido mis sobrinas, tantos paquetes que ni ellas mismas saben lo que tienen. La segunda es que aquí en Suecia (o por lo menos en esta casa) se dejan los regalos al lado del árbol o en el saco durante todo el día o del día anterior. Si hubiera pasado eso cuando yo era pequeña no quedaba ningún regalo sin abrir.
Una cosa que todo el mundo hace este día es, estar a las 15:00 pegados a la televisión para ver los tradicionales dibujos (lo de todos los años) el pato Donald, mientras la mesa está rebosada de cosas como glögg (vino caliente con especias) galletas de gengibre, bolas de chocolate, knäck (caramelos caseros) y otras cosillas todas realizadas por la familia. Esto antes de cenar, toman todos estas chucherías para dos horas después comer todo lo que llevan cocinando toda la semana.
Después de esto viene la visita de Tomten (Papa Noel). Papa Noel reparte los regalos que hay al lado del árbol y en cada regalo hay una etiqueta que pone, Feliz Navidad para "el nombre de alguien" te desea "quien hace el regalo". Eso me ha hecho mucha gracia, los niños saben que Papa Noel no compra los regalos sino que es la familia, y les hace mucha ilusión que venga Papa Noel a repartirlos, hasta casi se lo creían que era el verdadero.

Comer comimos como cerdos, claro que habia un montón de cerdo en la mesa, se come jamón cocido con 5 tipos de mostaza, patitas de cerdo, lengua de buey, antes de esto hemos saboreamos riquísmos diferentes tipos de arenque, ensaladas, salmón marinado con salsa (gravlax), quiche riquísimo de puerro, Janssons frestelse ("La tentación de Juanez", típica comida sueca hecha con patata, anchoas y nata, todo al horno), también estaban las típicas köttbullar (albóndigas suecas, que seguro que muchos habéis probado en Ikea). Y bebidas raras para los niños como esta de frambuesa que me encanta su vieja etiqueta.